jueves, 20 de octubre de 2011

Vestidores niños

Ellos también tienen derecho a tener sus pertenencias como Dios manda. No debemos olvidar que los hábitos de orden y limpieza en sus dormitorios, no caen del cielo. La lucha puede ser encarnizada; pero, cuanto más pequeños los habituemos, menos les costará a ellos, y a nosotros, que todo vaya sobre ruedas