sábado, 15 de noviembre de 2014

Velas, indispensables para ambientes acogedores

Para lucirlas no necesariamente debes tener costosas palmatorias, puedes improvisarlas con vasos que has cubierto con partes de calcetines - como los de la primera foto-,  o con botellas - como en la segunda. 

Si no tienes suficiente imaginación observa los ejemplos que te traigo hoy. Lo que de verdad importa es esa extraordinaria calidez que le da a tu hogar al caer la noche o cuando quieras engalanar una mesa en las próximas fiestas.










AQUÍ puedes ver lo que he publicado con anterioridad sobre las velas, incluida su elaboración

2 comentarios:

rosa maria gandarias dijo...

Buenas tardes, ya bastante fresquitas y lluviosas. Siempre me ha gustado el ambiente luminoso e íntimo que dan las velas pero ahora sólo las enciendo cuando estamos todos en casa y por muy breves momentos. Mi hijo es bombero y me ha hecho ver el peligro de utilizar velas en la decoración de casa, y lo que más siento, delante de la imagen de la Virgen de Begoña que preside mi hogar. Según él, "donde hay niños, ancianos o mascotas, las velas encendidas tienen que estar a km. de distancia". Creo que hay unas velas a pilas que se asemejan bastante a las de cera. No sé. Un saludo cariñoso.

Oli dijo...

Comparto tu opinión sobre los peligros que encierran las velas, pero en casa no hay niños, ni mayores, ni mascotas.

Yo las coloco en lugares muy a la vista, alejados de posibles peligros y las apago si no estamos nosotros. Lo cierto es que la uso todo el año.

Un abrazo, Rosa María