sábado, 22 de junio de 2013

Elaboración de velas con restos

Le doy muchísima importancia a la iluminación en la decoración. Prefiero las luces bajas e indirectas y detesto las luces de lámparas de techo. Las bajas proporcionan, para mi gusto, espacios hogareños, acogedores e íntimos; mientras que las altas convierten los espacios en fríos, lugares en los que difícilmente uno se puede encontrar a gusto.

Me gustan las velas y las enciendo en cualquier época del año, día a día. Las compro siempre blancas. De las perfumadas me encanta la de jazmín de Zara Home, creo que desde que salieron al mercado las estoy comprando. Cuando alguien me pregunta qué quiero de regalo siempre digo que estas velas.

Prefiero usar las velas en recipientes, temo a la cera derramada en un mantel o en la madera. Ya sabes que si esto te ocurre para quitarla necesitas papel blanco o beis y una plancha. Pasa, una y otra vez, la plancha sobre el papel y este sobre la cera. Debes ir rodando en papel, porque va absorbiendo la cera, hasta que quede totalmente limpio. Total, un engorro, de modo que las utilizo en vasos u otros recipientes y mejor bajas.

Pero en  ocasiones tanto las de Zara Home como las de otras marcas me juegan una mala pasada, se quedan sin mecha a mitad de su uso o me sobran trozos de cera.

Estuve mucho tiempo buscando tanto aquí, en Gran Canaria, como en la península mechas para hacerlas yo con los restos y con formas variadas, no las encontré por ningún sitio. Al final, me trajo las mechas desde Inglaterra mi hijo. Estoy segura que existen en el país, pero no he sabido encontrar quien las vende.

La entrada de hoy es sumamente práctica, no será de decoraciones bonitas, simplemente cómo me las apaño para aprovechar los restos de cera y los trucos que al respecto he visto por la red.

Yo voy guardando todos los restos. Cuando tengo suficiente cantidad derrito la cera al baño María (es imprescindible), coloco la mecha en el recipiente elegido echo la cera líquida, con precaución, en el recipiente y dejo que se endurezca unas cuantas horas, intentando que la mecha me quede centrada y bien derechita.

Tengo guardada una vieja sartén de fondo gruesa para derretir la cera. Por cierto, lo que te quede al final, cuando laves la sartén no lo tires por el fregadero que lo obstruye, mejor por el inodoro.    



Esas son las mechas que uso y la vela es la obtenida después del reciclaje. 


...y así queda en medio de las otras compradas hechas, es la que está sin usar
Las pequeñas son servilleteros de Zara Home que utilizo de portavelas


He encontrado estas formas de trabar las mechas, pero nunca he necesitado hacerlo así, se me mantienen bien rígidas sin necesidad de sujetarlas, al menos con el tamaño de mis mechas que no son tan grandes como estás.




Se pueden hacer en el recipiente que quieras, en las conchas quedan ideales



En esta se aprecia cómo las parten antes de ponerlas al baño María. Yo no lo hago así porque utilizo restos. Junto con las mechas venden bloques de cera como los de la foto y en otros colores y esencias de diferentes olores para añadirles.


Otra de conchas pintadas previamente de dorado




Aquí, dentro de una cáscara de naranja. Puedes ver en el enlace el tutorial

HONESTLYWTF


... O COMO EN LA FOTO SIGUIENTE


MIMPIMURNI


También dentro de limones



...o de tazas





AQUÍ PUEDES VER UN VÍDEO DE UN CURIOSO TUTORIAL SOBRE LA REALIZACIÓN DE VELAS EN MOLDES DE ARENA







En el siguiente enlace encontré otro tutorial sobre la forma de hacer estas velas flotantes



Espero no haberme enrollado demasiado, solo quería compartir lo  me costó descubrir por mi misma con error- acierto.


AQUÍ PUEDES VER MI OTRAS ENTRADAS SOBRE VELAS

2 comentarios:

Lola Decoestilo12 dijo...

Muy buena información, gracias!

md dijo...

Mi madre también las hacía pero como en Lanzarote tampoco podíamos conseguir mechas, utilizaba la de una vela convencional; la partía, le robaba la mecha y troceaba la vela añadiéndola a los restos.

Saludos y feliz comienzo de semana.