domingo, 26 de mayo de 2013

Junto al mar

Cuando vemos fotos de decoraciones debemos estar OJO AVIZOR. Esta expresión, que tiene origen jergal,  se empleaba como orden  a los soldados o marineros que hacían guardia. Hoy en día se aplica fundamentalmente a la vigilancia del terreno que las aves de presa hacen mientras vuelan.

Yo la aplico, entre otras cosas, al mirar decoraciones: miro intensamente en todas direcciones para descubrir algo, estoy alerta, vigilante, atenta... para no perderme detalle.

Siempre hay algo que podemos aplicar en nuestras decoraciones, un color, una textura, una mueble, una distribución, una atmósfera. Los que somos algo creativos, perdona que me incluya, solo necesitamos un mínimo, una chispa, un escalón, para que nuestra mente suba rápidamente la escalera, vaya de un piso a otro y, en la mayor parte de las ocasiones, el resultado que obtenemos es bien distinto al original, lleva nuestro sello, nuestra impronta.

¡Vaya por Dios! no quería escribir mucho y menudo rollo te he metido solo para decirte que estés ojo avizor con esta casa en la costa, junto al mar. No pierdas detalle y encontrarás muchos detalles que te inspirarán, seguro.