martes, 12 de marzo de 2013

Cuartos de estar

Aunque tenía estos cuartos de estar en mis favoritos desde el año pasado, me agrada comprobar como siguen estando de plena actualidad. Este tipo de decoraciones soportan mucho mejor el paso del tiempo, son como los trajes de fondo de armario, de colores, sobrios, sencillos, sin demasiados adornos que identifiquen un momento de la moda determinado, que nos ponemos una y mil veces y a los que le sacamos un partido tremendo.

Por otra parte, tengo archivados también en mis favoritos una buena colección de salones, algo más elegantes, del estilo de los que publiqué AQUÍ.

 Nunca he sido partidaria de hacer esa distinción o, mejor dicho, de hacerla en mi casa. Aunque sobren los metros nunca entendí -incluso desde niña donde al menos en mi isla eso se hacía mucho -   el por qué tener un salón reservado para las visitas.

 Siempre he considerado que la mejor visita que tiene uno en casa es la familia que la habita y, por otra parte, el mayor recibimiento que le puede hacer uno a sus amistades es el agasajarlas en un lugar íntimo, cómodo y vivido.